Dentro de una concepción intelectualista y de signo pragmático de la educación, poco pueden aportar las disciplinas artísticas – y por ende la música – puesto que son consideradas como de “distracción” y de valor puramente ornamental.

 La educación musical alcanza plenamente su intención formativa y estética cuando las canciones y piezas son seleccionadas de acuerdo con los intereses y las aptitudes interpretativas de [cada grupo de niños]. Si no las encontramos o no existen, habrá que crearlas.

Antonio Hernandez Moreno

Música para niños

 (Pag. 7 “Valor Formativo de la Música” )

Posteado por: Eunices Sirit

Anuncios