Latest Entries »

¡Sonovis!

Para concluir el blog… 🙂

comentario…

C. Fregtman dice: «El sonido ejerce un impacto en nuestro organismo, y ciertamente se producen cambios químicos-eléctricos muy delicados. Sabemos que los dispositivos sustancio-energéticos del sistema nervioso encefálico de un individuo se relacionan con las combinaciones de elementos químicos productores de reacciones circuitales que alimentan una porción de la actividad cerebral y -en sentido inverso- recogen señales de respuesta y control muscular. Sabemos también que el sonido puede acelerar o retardar el movimiento de estas complejas sustancias.» Es decir, la música facilita la digestión, la respiración y la circulación sanguínea, mejora el rendimiento del corazón, provoca relajación muscular y las más recientes investigaciones han descubierto que determinados sonidos pueden provocar cambios en el metabolismo y la biosíntesis de los diversos procesos enzimáticos, incluidos el ADN y ARN. http://www.wikilearning.com/articulo/musica_y_salud-musica_y_salud/2584-1

EY/SM : por Eunices Sirit

Espada de Doble Filo

También la música puede afectar la asimilación de los valores y tradiciones de una cultura o subcultura, sean estos positivos o negativos.

La música ha servido como un medio de expresión urbana dónde se conjugan diversos estratos sociales, creencias e intereses. Los mensajes transmitidos hoy en día por la música no son muy disfrazados ni maquillados, sobretodo aquellos que cuestionan la familia, el matrimonio, la sexualidad y la autoridad, entre otros. Un claro ejemplo de esto es el género de música denominado reggeatón en el cual se hacen alusiones explícitas de sexo, violencia y humillación a la mujer. A continuación se puede observar en los siguientes videos cómo de manera pública se hacen a los niños partícipes de esto:

A la larga, se puede notar que estos niños han sido incitados por los mismos adultos que le rodean, llegando hasta asimilar conductas no correspondientes a la mentalidad infantil.

Posteado por: Irene Centeno

Definir es fijar con brevedad, claridad, exactitud y precisión la naturaleza de una cosa o la significación de una palabra. Siempre me ha parecido conveniente partir de una definición para introducir el tema a tratar, pero en este caso, ¿cómo se puede hablar de inteligencia si todos creemos saber de lo que estamos hablando y en realidad no se ha llegado a un acuerdo unánime sobre la definición de la misma?. Aunque parezca irónico, ello no ha impedido que se establezcan índices que midan su capacidad.

No pretendo escribir una nueva definición o clasificar, seleccionar, eliminar… lo que ya hay escrito sobre ella; ni tampoco hablar de los famosos “test de inteligencia” porque no estoy convencida de que una división entre “edad mental” y “edad cronológica” pueda predecir el éxito de una persona. Mi intención con este artículo es valorar la importancia de la música a la hora de educar las habilidades sociales de los niños.

Las habilidades sociales son las capacidades, conductas, pensamientos y emociones que conducen al sujeto a actuar de forma exitosa en una interacción social (siendo emisor o receptor de la conducta social), respetando en todo momento los derechos de las personas implicadas y adaptándose a cada situación específica.

El concepto de “inteligencia emocional” está relacionado con las capacidades de los sujetos a nivel social y personal. Según Goleman es una forma de interacción con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía… El déficit de la misma repercute en muchos aspectos de la vida cotidiana.

Centrándonos en los niños, diversos autores (Elias, Tobias, Friedlander…) también han explicado cómo se pueden desarrollar estas capacidades emocionales para obtener buenos resultados en su educación. Shapiro ofrece muchas actividades y juegos que ayudan a los niños a resolver problemas, cooperar con los demás, aumentar la seguridad en sí mismos…

Desde que se introdujo este concepto, hace más de diez años, muchas son las investigaciones que se han realizado sobre el mismo. La inteligencia emocional también se puede educar a través de la música. Por ejemplo, cuando nosotros estamos escuchando una obra, podemos identificar nuestras propias emociones. Algunos días preferiremos escuchar unas obras determinadas y otros días cambiaremos completamente según nuestro estado de ánimo. Es posible identificar el tipo de emociones que nos quería trasmitir el compositor que creó esa obra o el músico que la esté interpretando en ese momento.

La música es un buen vehículo para dejar aflorar las emociones. Ellas están presentes en nuestra conciencia y es bueno saber detectarlas, etiquetar correctamente nuestros propios estados emocionales, regularlos (hacer uso de nuestra capacidad de control) y aprovecharlos constructivamente. Posteriormente se pueden aplicar las mismas estrategias a los estados emocionales de las personas que nos rodean.

La música proporciona claves para el mejor crecimiento, desarrollo y evolución del ser humano. Ella nos habla íntimamente a cada uno de nosotros y su campo de expresión no conoce límite alguno: puede expresar tragedia, serenidad, alegría, tristeza…

La persona es alguien en constante hacerse a partir de sus propios actos, es decir, indeterminado psico-biológicamente de forma originaria, que va concretándose en una manera de ser y actuar cada vez más definitiva, pero siempre con posibilidad de mejora o perfeccionamiento. La música nos permite adentrarnos en el conocimiento de nosotros mismos y de los demás, en la comunicación con nuestros semejantes, en la apreciación del mundo y de sus manifestaciones…

Cuando escuchamos música es importante tener en cuenta el estado emocional. Existen muchos juegos dedicados a los niños en los que se utiliza la música para enseñarles a comunicarse en un nivel profundo y gratificante, ayudándoles de este modo a salvar el intrincado laberinto de las relaciones con los demás.

Podemos trasmitirles muchos valores al jugar con la música. La educación que éstos reciban nunca estará libre de valores. Si educar es dirigir, formar el carácter o la personalidad, llevar al individuo en una determinada dirección, la educación no puede ser neutra.

Pero no sólo a los niños, también la música nos abre la mente y el corazón a gran cantidad de emociones. En una ocasión leí que la música es amor en busca de palabras; dejemos que ese amor inunde nuestras vidas y nos ayude a valorar las capacidades humanas que realmente importan para vivir en sociedad.

http://www.filomusica.com/filo20/nino.html

Posteado por: Sarah Scuzzarello

Musica

La música está siendo introducida en la educación de los niños en edades preescolares, debido a la importancia que representa en su desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla, y motriz.

La música es un elemento fundamental en esta primera etapa del sistema educativo. El niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la sociedad, porque la música le ayuda a lograr autonomía en sus actividades habituales, asumir el cuidado de sí mismo y del entorno, y a ampliar su mundo de relaciones. La música tiene el don de acercar a las personas. El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación más harmoniosa. A esta edad la música les encanta. Les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones, e inseridos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.

Los beneficios de la música en los niños

La etapa de la alfabetización del niño se ve más estimulada con la música. A través de las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, y acompañadas de gestos que se hacen al cantar, el niño mejora su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra. Y así, se alfabetizará de una forma más rápida.

La música también es beneficiosa para el niño cuanto al poder de concentración, además de mejorar su capacidad de aprendizaje en matemática. La música es pura matemática. Además, facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas, potenciando su memoria.

Con la música, la expresión corporal del niño se ve más estimulada. Utilizan nuevos recursos al adaptar su movimiento corporal a los ritmos de diferentes obras, contribuyendo de esta forma a la potenciación del control rítmico de su cuerpo. A través de la música, el niño puede mejorar su coordinación y combinar una serie de conductas. Túmbale boca arriba y muéveselos para que pueda bailar mientras que tú le cantas. Le puedes cargar y abrazar en tu regazo entonando otros ritmos infantiles.

http://www.guiainfantil.com/servicios/musica/beneficios.htm

Posteado por: Sarah Scuzzarello

Las investigaciones que se han referido al efecto de la música sobre el cerebro infantil, han coincidido en que ésta provoca una activación de la corteza cerebral, específicamente las zonas frontal y occipital, implicadas en el procesamiento espaciotemporal.

Asimismo al evaluar los efectos de la música a través de registros de electroencefalogramas, se ha encontrado que la música origina una actividad eléctrica cerebral tipo alfa. Todo lo anterior se traduce en lo siguiente: la música (sobre todo la música clásica, de Mozart) provoca:

• Aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños.
• Mejora la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejos.
• Es una manera de expresarse.
• Introduce a los niños a los sonidos y significados de las palabras y fortalece el aprendizaje.
• Brinda la oportunidad para que los niños interactuen entre sí y con los adultos.
• Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
• Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio, y el desarrollo muscular.
• Provoca la evocación de recuerdos e imágenes con lo cual se enriquece el intelecto.
• Estimula el desarrollo integral del niño, al actuar sobre todas las áreas del desarrollo.

Para concluir sólo resto decir que la música representa un papel importante en el proceso enseñanza aprendizaje de los alumnos (sobre todo los de educación inicial), por lo tanto, los maestros, las instituciones educativas, los padres y el personal de salud, deben conocer los alcances y beneficios que se derivan del empleo de la música como parte importante de la educación integral del menor.

http://www.psicologia-online.com/infantil/musica.shtml

 

Posteado por:  Sarah Scuzzarello

Imágen agregada por: Irene Centeno

La mejora de la capacidad de memorización alcanzada gracias a la música facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el desarrollo de la capacidad de ubicarse en un entorno e incluso el coeficiente intelectual.

Según los investigadores, liderados por Laurel Trainor, profesora de Psicología, Neurociencia y Conducta de la McMaster University en Hamilton, Canadá, es la primera vez que un estudio muestra las respuestas del cerebro pueden evolucionar de manera diferente en el transcurso de un año, según los niños hayan sido formados o no en el conocimiento y la experiencia musical.

Estos cambios tienen una relación directa con las mejores habilidades cognitivas constatadas en los niños que practican la música, lo que constituye una evidencia de que el aprendizaje musical tiene un efecto positivo sobre la memoria y la atención de los más pequeños, lo que indica la conveniencia de que la música debería formar parte de la enseñanza maternal y primaria.

Aunque estudios anteriores habían demostrado ya que los niños mayores que recibían clases de música experimentaban más mejoras en su coeficiente intelectual (CI) que los que iban a clases de teatro, este es el primer estudio que identifica estos efectos en mediciones cerebrales de niños más pequeños

 http://www.tendencias21.net/La-musica-desarrolla-el-cerebro-de-los-ninos-pequenos_a1153.html

 

Posteado por: Sarah Scuzzarello

Imágen agregada por: Irene Centeno

Un experimento desarrollado por psicólogos canadienses ha comprobado que la enseñanza musical acelera el desarrollo del córtex cerebral de los niños de maternal y primaria, así como que tiene un efecto positivo sobre la memoria y la atención de los más pequeños. La mejora de la capacidad de memorización alcanzada gracias a la música facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el desarrollo de la capacidad de ubicarse en un entorno e incluso el coeficiente intelectual. Por Eduardo Martínez.

Posteado por: Sarah Scuzzarello

La música mejora las capacidades cognitivas de los niños, según un estudio que publica la revista Brain. El estudio fue desarrollado por psicólogos de la Universidad McMaster de Canadá, que compararon los efectos del aprendizaje de la música sobre la sensibilidad de los niños y sobre su capacidad de memorización.

Los investigadores hicieron un seguimiento de dos años a dos grupos de niños de edades comprendidas entre los cuatro y los seis años. El primer grupo recibió durante un año enseñanzas musicales extraescolares según el método Suzuki, mientras que el segundo grupo no recibió enseñanza musical alguna.

El método Suzuki, ideado por un violinista japonés que es además filósofo y pedagogo, permite a los niños, aunque sean muy pequeños, aprender música e incluso tocar un instrumento.

 

Basado en el principio del lenguaje maternal, el método Suzuki enseña música mediante el juego e implica a los niños a escuchar cada día alguna melodía. Respetando el ritmo de asimilación del niño, este método le permite descubrir, experimentar y desarrollar su sensibilidad musical.

Posteado por: Sarah Scuzzarello

Imágen agregada por: Irene Centeno

Dentro de una concepción intelectualista y de signo pragmático de la educación, poco pueden aportar las disciplinas artísticas – y por ende la música – puesto que son consideradas como de “distracción” y de valor puramente ornamental.

 La educación musical alcanza plenamente su intención formativa y estética cuando las canciones y piezas son seleccionadas de acuerdo con los intereses y las aptitudes interpretativas de [cada grupo de niños]. Si no las encontramos o no existen, habrá que crearlas.

Antonio Hernandez Moreno

Música para niños

 (Pag. 7 “Valor Formativo de la Música” )

Posteado por: Eunices Sirit